¿Cuánto contamina Bitcoin realmente?

Parafraseando a Kjell Inge Røkke, Chairman de la petrolera noruega Aker ASA, si Bitcoin realmente es una burbuja especulativa, los medioambientalistas no tienen por qué preocuparse pues antes de que nos demos cuenta, la fiebre de Bitcoin desaparecerá igual que ocurrió con los tulipanes, y con ella, la electricidad consumida.

 

Si, por el contrario, Bitcoin demuestra su caso de uso como depósito de valor, debemos compararlo con el oro. Las emisiones estimadas de CO2 involucradas en la producción de nuevo oro están alrededor de los 100 millones de toneladas al año. Eso sin contar la refinería y almacenamiento. Y sin tener en cuenta el impacto negativo de las excavaciones de oro no sólo en el medioambiente si no también en los pueblos que habitan esas tierras. Sin embargo, Bitcoin, según estimaciones recientes, emite en torno a los 30 millones de toneladas de CO2 al año. Una cantidad significativamente inferior a la del oro.

“Si Bitcoin consigue ser el oro digital,

emitirá mucho menos que el activo al que reemplaza”

Kjell Inge Røkke

 

Por último, si Bitcoin demuestra su caso de uso como arquitectura monetaria sobre la que se puede diseñar un ecosistema de aplicaciones para facilitar micro pagos, comercio exterior, remesas internacionales, etc., dado que el ritmo de producción de nuevos bitcoin tiende a cero, en el futuro las transacciones en la red Bitcoin deberán ser enormes para poder pagar las comisiones a los mineros y que su negocio siga siendo rentable. Lo que implica que en la blockchain de Bitcoin se llevarían a cabo grandes transferencias de dinero dejando las transferencias más pequeñas para las cadenas vinculadas (como LN) según el sistema de capas explicado anteriormente. Necesariamente, esas comisiones sólo serán económicamente viables si la red y sus aplicaciones asociadas aportan valor suficiente para sus usuarios.

 

"Bitcoin, por tanto, solo puede sobrevivir,

y la correspondiente electricidad solo puede ser consumida, si el valor creado por la red es suficiente para permitirlo."

Kjell Inge Røkke

 

Sí, vale, pero Bitcoin consume mucha energía…

COMPRA AQUÍ

portada cuadrada como invertir en bitcoin mercedes duran.png
Amazon-logo.png

Disponible en:

TODO LO QUE NECESITAS SABER DE BITCOIN,
EN ESPAÑOL, REUNIDO EN UN LIBRO

No tanta. Y, sobre todo ¿de qué tipo? Sabemos que en el mundo se generan 160.000 TWh de energía al año, de la cual un 30% se malgasta.  Con “se malgasta” nos referimos a que, si se produce más de la que se consume, se pierde. Por ejemplo, un panel solar produce mucha energía en días soleados, pero muchas veces no toda llega a consumirse. El uso de baterías para almacenar la energía temporalmente sobrante no siempre es una opción económicamente viable. Por tanto, muchas veces se sobredimensionan las plantas de generación para cubrir los picos de demanda (cuando hay un partido de fútbol importante o en una ola de frío o calor) a expensas de la energía malgastada en otras ocasiones.

Pues bien, Bitcoin consume a día de hoy 120 TWh de energía al año. O lo que es lo mismo, 0.25% de la energía malgastada. La minería de bitcoin tiene el potencial de actuar como batería utilizando parte de la energía malgastada para transformarla en dinero.

portada cuadrada como invertir en bitcoin mercedes duran.png

¡YA A LA VENTA!

El libro más completo para saber qué es Bitcoin y cómo invertir de forma sencilla

orbita venus 2.png

Todo sobre Bitcoin

Bitcoin es una moneda digital que circula por su propia red de ordenadores conectados de forma descentralizada. Precisamente porque es descentralizada no requiere de ninguna autoridad central o local que la gestione. De ahí el carácter libertario de la moneda.

orbita venus 2.png

Todo sobre Bitcoin

En un paralelismo con Internet, se dice que la penetración de Bitcoin en la sociedad se encuentra en un periodo equivalente a los años 90, cuando la red de redes comenzaba su adopción paulatina. El proceso de adopción de una nueva tecnología está ampliamente estudiado. Además, hay disponible una serie de modelos a medio y largo plazo desarrollados por inversores macroeconómicos de diversa índole. 

Y PARA LOS MÁS PEQUES...

cuento cama.JPG

¡EL CUENTO DE BITCOIN!

ENSÉÑALES PRONTO AQUELLO
QUE TÚ APRENDISTE TARDE

Si ponemos una granja minera al lado de una granja de paneles solares, se reducirá enormemente la energía malgastada, porque podrá ser utilizada para minar bitcoin.

Es decir, Bitcoin puede mejorar la economía de las plantas generadoras de renovables, incluso fomentarlas, dada la eficiencia energética y económica conseguida.

 

Y no sólo eso, también se malgasta energía en la transmisión y distribución desde la planta generadora hasta el centro de transformación y posteriormente al domicilio. En cambio, una empresa minera no necesita estar en el centro de una ciudad, ni siquiera en el centro de un pueblo pequeño. La granja minera puede situarse al lado de la central evitando así las pérdidas ligadas a la transmisión y la distribución.

 

La minería hidroeléctrica ha probado ser una de las favoritas. Existen muchas presas medianamente aisladas que tienen el potencial de generar energía eléctrica infinita y libre de emisiones. Es el caso de Wenatchee, la pequeña ciudad del estado de Washington, en Estados Unidos, que se ha puesto de moda entre los mineros. En esa localidad, situada a orillas del río Colombia, se encuentran una docena de empresas mineras generando una nueva economía, ya que se crean puestos de trabajo directos e indirectos. De nuevo, no hay pérdidas de transmisión porque las granjas mineras pueden instalarse cerca de las presas, convirtiendo esta fuente de energía renovable en la preferida de los mineros.

 

Según el informe de la Universidad de Cambridge publicado en septiembre del 2020, el 39% de la actividad de minado de bitcoin proviene de fuentes renovables sobrepasando a muchas industrias del mundo en ratio de renovables. En comparación con el 28% del año anterior. Recordemos que los mineros son los primeros beneficiados en intentar reducir sus costes de luz y por consiguiente buscar el uso de energías renovables. Y los gobiernos hoy en día no les van a subvencionar (aunque deberían).

En definitiva, la actividad minera de bitcoin busca naturalmente lugares donde la energía se sobreproduce, pero se infraconsume, de tal forma que constituye una forma de aprovechamiento de la energía malgastada y un sistema de incentivos para la energía solar, eólica, hidroeléctrica…

Es gracioso escuchar críticas hacia Bitcoin de personas que se consideran muy responsables con el medio ambiente, pero sus hobbies son ver Netflix, viajar por el mundo y pasar horas en Instagram sin que se les pase por la imaginación que esas actividades también contaminan.

 

Bitcoin aporta progreso, innovación, libertad, soberanía y oportunidades de una vida decente para la Humanidad (incluidos los desbancarizados, olvidados por el sistema). ¿No crees que merece la pena continuar explorándolo antes de tacharlo completamente porque “contamina mucho”? Es más… pensándolo fríamente, si Bitcoin falla, el mundo va a seguir malgastando igualmente los 120 TWh que supone Bitcoin anualmente…

LO QUE ACABAS DE LEER ES UN FRAGMENTO DE MI LIBRO "CÓMO INVERTIR EN BITCOIN Y CREAR UNA MENTE MILLONARIA"

Continúa leyendo: